viernes, 19 de julio de 2013

LA LLAMADA

Han pasado
los días,
el cuaderno está vacío
de palabras
con sentido:
La ropa tendida,
las flores que caen sobre tus pies,
tangos argentinos,
revistas de cine francés.
Bebo
cerveza fría,
suena el teléfono,
el hombre se ha confundido,
pero yo necesito
palabras
que llenen este vacío:
Es alguien que busca
un detective privado,
cree que su hijo anda metido en líos,
drogas y esas cosas,
malas compañías,
quizá el amor de una chica,
quién sabe,
dice el hombre con voz temblorosa.
Yo...
acepto el caso.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada